Maravilloso Desgarro en WordPress

“Con mis lentes de sol soy Jack Nicholson. Sin ellos soy gordo y tengo setenta anos”

El papel de loco psicópata, rebelde, irreverente e
indomable ha sido para Jack Nicholson una especie de firma, cada uno de sus
papeles han sido convertidos por el en ejemplares. Su estilo incluso lo lleva
en su vida cotidiana, que vive según sus propias reglas: arrogantes, excéntricas,
impredecibles y geniales.John Joseph Nicholson tras la escuela secundaria en
1955 trabajo como mensajero de la sección de dibujos animados de la Metro Goldwyn Mayer, sobrevivió con
guiones y pequeños trabajos de dirección, y luego con una serie de películas de
clase B con Roger Corman a la cabeza (La
tiendita del horror
). Luego unas películas decentes llego el éxito con Chinatown en 1974 de Román Polanski.

Jack Nicholson obtuvo su primer Oscar metiéndose de
interno en un manicomio como el destrozado y rebelde paciente clínico Randle McMurphy en la exitosa película Atrapado sin salida en 1975. Mas tarde
hizo famosa la expresión “Here´s Johnny” con cara de psicópata insaciable en
El resplandor de 1980, dirigido
-otra vez- por Stanley Kubrick. Hizo legendario su contrato por su papel del
malvado Guasón en la versión fílmica
del comic Batman de 1989, por el que
cobro la módica y humilde suma de  40
millones de dólares. Y como contraste tenemos a un Jack que también apoya
producciones pequeñas e independientes: por la cinta de su pana Sean Penn, The Crossing Guard  en 1995 solo pidió el sueldo mínimo legal de
500 dólares semanales. “Si actúo ya no es una pequeña película”.

Pero Jack no es puro horror, locura y miedo: también
es capaz de hacer reír, en 2001  interpreto sin arrogancia las partes difíciles
y feas de envejecer en la tragicomedia Las
confesiones del Sr. Schmidt
.

A sus recién cumplidos 70 anos, Jack posee un total de
tres Oscar y 12 nominaciones, se encuentra en una posición en la que puede
escoger el papel que quiera. Sus otros dos Oscar tras Atrapado sin salida los obtuvo como ex astronauta y alcohólico en La fuerza del cariño de 1983 y neurótico
urbano en la comedia Mejor imposible de
1997.

No quería interpretar su último rol como jefe mafioso
en la película Los infiltrados, de Martín
Scorsese, premiada con cuatro Oscar, hasta que le aseguraron que podría cambiar
a voluntad los diálogos. “Yo interpretaba al tipo malo y quería llevarlo a lo máximo.
Quería que el sujeto se convirtiera en un monstruo”, dijo. Hizo lo que le dio
la gana e improviso en el set en mitad de la filmación y sorprendió una y otra
vez con nuevas piruetas.

Nicholson se ejercito en la imagen de un hombre al límite:
su diabólica sonrisa, su frío sarcasmo y su increíble encanto se convirtieron
en una marca, sin olvidar sus lentes de sol. “Con mis lentes de sol soy Jack
Nicholson. Sin ellos soy gordo y tengo setenta anos”, dijo.

También en la vida real este colérico llama siempre la
atención con sus excéntricas acciones. Cultiva una imagen de “macho”, y habla
muy poco de si mismo. Por eso comento poco y nada del gran quiebre en su vida:
a los 37 anos se entero de que su supuesta madre, con la cual creció en Nueva
Jersey, en realidad era su abuela, y que su hermana mayor June era su verdadera
madre: “La gente no puede entender que este engaño no me indigne”, dijo una
vez. “¿Pero por que debería enojarme por algo que funcionó?”, agrego. Este tema
marco sin embargo su experiencia con las mujeres.

Nicholson tiene cinco niños con cuatro mujeres
distintas. Solo estuvo casado una vez, entre 1962 y 1968 con la actriz Sandra
Knight. Con Anjelica Huston, hija del director estadounidense John Huston,
mantuvo una tormentosa y cambiante relación durante 13 anos. Se quebró
definitivamente cuando embarazo a la mejor amiga de su hija Jennifer, la modelo
Rebecca Broussard. Con el tiempo las mujeres se volvieron cada vez mas jóvenes
y sus afirmaciones mas subidas de tono. “Solo tomo Viagra cuando estoy con mas
de una mujer”, fanfarroneo; y alguna otra ocasión afirmo: “Me tire a todas las
mujeres, probé todas las drogas y tome todos los tragos”

Su último proyecto es la cinta de Rob Reiner, The Bucket List – actualmente en post producción-. En ella
interpreta a un hombre enfermo de cáncer, que huye junto a otro paciente de una
clínica para ocuparse de los últimos asuntos. Debido a la filmación, en la última
entrega de los Oscar el actor apareció completamente calvo.

Anuncios
Esta entrada se publicó el 18 mayo, 2007 en 9:18 y se archivó dentro de Pasatiempos. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: