Maravilloso Desgarro en WordPress

Porno para nosotras

Lo primero que tiene que hacer una chica para descubrir qué tipo de porno le gusta -porque doy por sentado que no es que no te guste el porno, es que no sabes cuál te gusta- es soltarse la liga que le constriñe el criterio y empezar a curiosear, sin miedo: pícale, lee, observa, prueba…

Pornografía para nosotrasPornografía para nosotras

De cierta forma hemos aprendido que porno es una categoría de interés casi exclusivamente masculino, lo que nos ha dejado a nosotras el erotismo, o pornografía suave como premio de consolación, sí consolación, a nosotras.

No sé a ustedes chicas pero a veces yo necesito algo más que ‘suave’, aunque soy fanática de Atracción de dos lunas más o menos desde los 14 años, pero también me gusta lo ‘duro’, y mucho, cabe destacar.

Wikkipedia nos dice que pornografía siginifica descripción de una prostituta, que es un término moderno, que la Real Academia Española de la Lengua la describe como aquello que ofende el pudor y se representa artísticamente, lo obsceno. Y también se habla de la pornografía como la servidumbre de la mujer hacia el hombre o viceversa.

Francamente ¿siglo XXI y tenemos un concepto tan pobre, liimitante y contradictorio de la pornografía?

Llámenme loca, pero 1) por qué seguimos apegados a un un concepto tan castrante como el ‘pudor’ ante el sexo 2) por qué algo representado artísticamente ha de ofender y 3) por qué toda la pornografía tendría que llamarse obscena.

Si a usted le ofende el sexo, deje de leer esto y haga su cita con el piscoterapeuta junguiano más cercano.

Bajo estos preceptos se hace casi toda la pornografía que por general conocemos de servidumbre y obscenidad, y perdonénme: carente de arte. No fastidien, en ‘Culos Ardientes’ y demás productos de esta clase no hay absolutamente nada de arte. Al menos no para mí. Y eso es lo que me resulta ofensivo.

La pornografía tradicional, digamos, para hombres, no ofende mi pudor -yo ya pasé esa etapa hace rato- ofende mi sentido estético. Me asquea.

Por ese motivo nunca he podido disfrutar con mi pareja de una película de sexo, como recomienda de tanto en cuanto Cosmopolitan y Glamour. Ustedes creerán que nos ponemos a la acción por el efecto de la película nos ha puesto a millón de caliente, ¡NO!, es sólo para poder dejar de ver semejante cosa horrible. -Lo siento a veces alguien tiene que hacer el trabajo sucio de destaparles una olla podrida en la cara.-

Y no es que no me guste ver el acto sexual, no es que no me guste ver miembros masculinos, ni mucho menos me disgusta ver vaginas. Lo que me disgusta es lo guarro, el pelero, las panzas, gente fea, escenarios desordenados, mujeres metiendose la primera cosa que les viene en mano -y yo pensando con auténtico horror ¡¡¡Ay Diox meo eso no está esterilizado que asco!!! o No por favor, eso no tiene condón iuk.-. ¿Dónde queda la fantasía? Que alguien me traiga a Khal Drogo por favor.

Entonces abandono el terreno de la pornografía, feliz de salir de allí y me voy a mi esquina: el erotismo.

La palabra proviene de Eros, Dios griego del deseo y la pasión, se relaciona no sólo con el acto sexual, sino con la atracción, el deseo, lo sensual y en general con la sexualidad, sin divorciarse de lo romántico.

¿Y de verdad quieren que me ponga a ver Culos Ardientes? ¡F*#k Y#!

Yo descubrí que me gusta la pornografía, incluso hardcore, porque soy una lectora curiosa e insaciable y me hice el favor de leerme Filosofía en el Tocador y Justine y desventuras de la virtud a más o menos unos… temprana edad.

Durante muchísimo tiempo me perturbó que me pudiese excitar la descripción de horribles torturas, y no es que me haya convertido al sadomasoquismo pero existe el bondage y en todo caso unas nalgadas no van a matar a nadie.

El punto es que, allí fuera hay algo que le acomoda a cada quién, a cada gusto, es un mundo curioso y delicioso, y si logramos apartar siglos de mojigatería y represión sexual hacia la mujer, nosotras podemos encontrar que hay todo un universo de pornografía y erotismo, hecho por y para mujeres.

El asunto es cómo podemos llegar nosotras a conocer la pornografía que nos gusta, porque no descarto que haya alguna a la que venga bien aquello de ver un gordito panzón y peludo tirándose a una rubia de tetas Spalding al lado de una piscina que casualmente nadie ha limpiado; pero tiene que haber algo más. Y lo hay.

Yo he hecho mi camino a pasos de curiosidad, y de irme deslastrando de prejuicios, hasta llegar a concebir mi propio gusto.

Recuerdo cuando ojeaba escondida la joya vintage El goce de amar -The Joy of Sex– gracias a sus ilustraciones y una coincidente fascinación por los dibujos de Pedro Ceteno Vallenilla inicié una corta carrera en dibujo erótico. No sé dibujar una mesa, ni perspectiva, pero vaya que me quedan rebien esas cuatro piernas entrelazadas, los brazos, los cuellos estirados en postura de éxtasis…

Más tarde dí con mi amor Jenna Jameson. Admiro a esta mujer porque saltó del tubo a la cama y de la cama al negocio de producción y la dirección. No será la única, ni es la mejor, pero a mí me gusta. Jenna me parece una mujer inspiradora; y sin embargo ella está en un negocio para hombres y crea un producto para hombres con un excelente toque femenino.

Chicas descarguen ya algo de Vivid, la empresa de Jameson, que se caracteriza por hacer films para adultos con trama, escenografías y vestuarios… bueno ‘algo’ qué quitarse. Generalmente son parodias donde no temen mezclar sexo con humor. Ya ven no sólo la tortura me excita, la risa también.

A los chicos no suele gustarle este tipo de productos, ellos en su mayoría suelen querer el bang bang bang sin charlas, escenarios ni ropa. Está bien, realmente no tenemos que compartirlo todo.

Vean su porno en solitario, regálense explorar su sexualidad y la experiencia sin tabú o vergüenzas. Se trata de hallar lo que te gusta, no de complacer a otro, o porque somos más cool cuando vemos porno ¡NO!

Otra excelente alternativa es probar un poco de investigación e historia; así le dan un aura académica o periodística al asunto (koff koff mojigata koff koff) antes de declarar abiertamente que ‘sí, me gusta mi sexualidad, el sexo y la pornografía y qué?’

No necesariamente tiene que gustarte lo explícito. Yo creo que no hay cosa más sexy, osea preporno, o porno políticamente correcto y socialmemte aceptado, que las Pin-Up.

Son tan bellas, femeninas, simpáticas, divertidas, traviesas y voluptuosas. Las Pin-Up tienen un origen que puede remontarse al 1800. La más famosa e imitada Pin-Up fue/es Bettie Page; de quien por cierto hay un biopic muy recomendable. Marilyn también podría considerarse una Pin-Up, o al menos supo cómo sacarle provecho a la tendencia.

Yo creo que la pornografía comenzó así: con la ilustración, luego la fotografía, luego con fotogramas hasta que inventaron la cámara para filmar películas y entonces ya le entramos al asunto de lleno. ¿Por qué no hacer ese recorrido?

¿Has visto algún Burlesque, el Parisian erotic dance? Es que no sabes de lo que te pierdes, el burlesque es la mamá del pole dance, siendo el baile del tubo el hijo retrasado que nunca quiso tener.

Conoce a otra mujer que amo -Sí, amo a muchas mujeres, es parte de mi sexualidad y no se constriñe a lesbianismo- Dita Von Teese, otra heroína femenina que lucha loablemente por liberar las ataduras de nuestro sexo: siendo y enseñando a ser sexy, glamurosa, vintage y habiéndose divorciado de Marilyn Manson.

Si todavía no estás lista para ver close up de penetraciones, lo entiendo, esto toma tiempo, y la verdad es mucho más disfrutable cuando llegamos a ello de forma progresiva, rindiéndonos al ‘quiero un poco más’ poco a poco.

Hay de todo en esta vida, como por ejemplo una sugestiva lista de películas comerciales que coquetean peligrosamente con la clasificación triple X, pero no, no lo son, como: Sexo, mentiras y video, El lado oscuro del corazón, Lucía y el sexo, Hotel Desire, Basse Moi, Intimacy, 9 songs, Lie with me, Shortbus, Diario de una ninfómana, A serbian film, Año bisiesto y Vida, amor y lujuria. Se reciben con gusto nuevas recomendaciones. Gracias La Gerencia.

La libertad de criterio es fundamental para que nosotras disfrutemos del porno. En esto me ayudó conocer a mis -también- amadas SuicideGirls. Si estás harta de la maldita rubia rubbermade y crees que hay más belleza fuera del esterotipo de la flaca esquelética perfectamente femenina no dejes de mirar a estas variopintas bellezas, que dan un giro alternativo a ´La chica del al lado’, y créeme: feel good.

El porno también es autoaceptación. El porno no es aspiracional.

La pornografía tiene mucho que ver con cómo nos vemos y qué creemos que se espera de nosotras en el desempeño sexual. #BigFail

Si algo bueno tiene el porno gonzo es que nos revela que de verdad los hombres no están tan interesados en la apariencia de la mujer -durante el sexo- (ni de ninguna cosa por lo visto) sino en la desinhibición y la diversión.

El porno es precisamente olvidarte de prejuicios y de lo que ‘se espera’ de ti. Si no, imagínate el montón de hombres traumados por el largo, el grosor, el color y la capacidad de esos miembros que protagonizan sus películas XXX.

Entonces libérate, la pornografía no se trata de ti siendo de tal forma o haciendo tal cosa, sino de gozar viendo a otros siendo algo que te gusta a ti y haciendo algo que te gusta a ti.

Si ya te sientes lista para empezar a gozar una diversidad caliente y satisfactoria de erotismo para mujeres, diametralmente distinto al porno gonzo ¡weik!, tengo algo que mostrarte:

Checa este blog sobre noticias de erotismo y pornografía para mujeres: Tiny Nibbles, en inglés, satisfacción garantizada. De donde, confieso, saco muchos tuits para mi #luneserotico en Twitter.

Presten especial atención a los banners laterales donde ya podrán ‘adentrarse’ en una pornografía, si bien dura, muy hermosa como en Explicite Art, X-Art y más mucho más… Por favor regresa a terminar de leer el post, sé que es difícil, a mi me costó terminar de escribirlo.

Para mi gusto un amigo me pasó el dato de Erika Lust, creánme, no tiene desperdicio: es académica, productora, escritora, directora y empresaia de la pornografía. Es la alegría de vivir, desde que la sigo en Twitter no dejo de recibir cosas entretenidas, divertidas, informativas y sobre todo sexies.

Es como si compartiera una travesura que sólo el exclusivo club femenino puede disfrutar (y algunos gay, comprobado).

Esta es otra característica de la pornografía: es un secreto a voces, un club exclusivo, donde los hombres han sido miembros honorarios durante ya demasiado tiempo. Entérense, las chicas también tenemos un espacio horny y kinky en nuestros corazoncitos lujuriosos, y nos gusta depiladito, limpio, sparkly, y sonriente… al menos a mí sí.

Cumplo años el 5 de junio y puedo recibir con gusto Caberet Desire, de Erika Lust.

Me despido, agradeciendo que hayan leído hasta aquí, con el artículo que acabó de decidirme a escribir esto, Porno en Femenino. Ya al menos puedo tachar un pendiente de mi infame lista de pendientes: Escribir sobre las diferencias entre el porno que ven ellos y el que queremos ver nosotras.

Otros enlaces relacionados:

Las mujeres y el porno ¿Por qué no?

Algunas buenas razones para seguirle los pasos a un pornostar

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 22 enero, 2012 a las 10:56. Se guardó como Blog, Sin categoría y etiquetado como , , , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

24 pensamientos en “Porno para nosotras

  1. OK… quedé sobresexada después de leerte. Pero aclaro, coincido contigo: el porno no ofende al pudor, el pudor se puede vivir de muchísimas maneras que poco tienen que ver con el sexo, ofende en su carencia estética.

    Consumir porno o preporno o películas eróticas o novelas o lo que sea que te prenda es un tema muy distinto. Ya bastante trabajo cuesta encontrar a alguien que entienda cómo ves la vida para que además ese mismo alguien (porque digamos, conviene a muchos intereses como la lealtad y la higiene), también comparta tu visión de lo que te prende sexualmente.

    Mi teoría es que no hay que quedarse con ganas de probar. Y pos ya el nivel de riesgo es cosa de cada quien.

    Yo no le investigo al porno porque no me gusta lo que encuentro. Punto. Antes de encontrar algo que medianamente me prenda vi demasiadas cosas que no sólo me apagan si no que me indignan. Paso. Mejor un vargasllosaso y listo.

  2. Dudo que no la hayas visto, y supongo que fue que la obviaste u olvidaste: Las edades de Lulú. Creo que esa película me influyó bastante en mi personalidad sexual.

    Marica… que arrecho este post!

    • Tú puedes creer que no he visto Las Edades de Lulú, tampoco he visto la hiperfamosísima Garganta Profunda. Tendré que ponerme al día con los clásicos ; ) Gracias por la lectura y el comentario. Para mi es un tema que creo que tiene que salir del underground y las mujeres deberíamos hablar también de porno en nuestras conversas del día a día. Forma parte de la vida, sobre todo de lo bello de vivir.

  3. :O ¡Qué post tan RE-FINO! Ritz, te quiero más y soy tu fan. Totalmente identificada con lo que escribes. Lo vivo de una forma muy similar… Vivan las pin-up, viva el burlesque… ❤

    • Oh si! No sabes cómo me gustaría ir a Paris y sólo entrar a un Show del Crazy Horse. Otro show erótico que voy a tratar de ver para el 2013 es en Las Vegas Zumanity del Circo del Sol. Lo bueno es que para matar fiebre tiene uno a Dita via on line. Amo a las PinUp, me siento muy tentada a tatuarme una, pero cuando lo pienso concluyo que no es mi estilo de tinta en la piel, pero me fascina cuando veo a una chica con una PinUp. Princesa checa estos Blogs de Vintage, te van a enloquecer. Besos y gracias por leer y comentar.

      • Síiii, también muero por ir a Zumanity… es como una de mis principales razones para ir a Las Vegas… Mientras, sigamos online y buscando opciones interesantes, porque las hay…. Yo en vez de tatuarme una pin-up he pensado en tatuarme como una… quiero hacerme un tattoo en la parte de atrás del muslo (tipo arriba de la altura del liguero) que diga “Hello Sailor” en cursiva ❤

      • Ohhhh niña ¡que kinky! ñuauuuu Desata la Loba que hay en ti auuuuu jejejeje yo tengo una rosa en un seno, es mi gift íntimo jijiji. Cuando cuadres para ir a las Vegas avísame a ver si todavia estoy en una Agencia de viajes online y te ayudo a buscar opciones.

  4. calzafive en dijo:

    El material que me mostraste hace un tiempo de Tiny Nibles ¡es fantástico! la diferencia con el porno generalizado es gigantesca.

    Vale destacar que las pelis de Vivid son un intento noble de agradar al público femenino, pero se quedan a medio camino y no tienen tanta clase.

    También es bueno aclarar que la pornografía de consumo masivo es de baja calidad (actuaciones, escenografía, historia, atractivo de los participantes, etc.) más porque al hombre no le interesen estos detalles, es porque el porno es un mercado muy lucrativo, basicamente todo lo que se produce se vende y con grandes márgenes, así que basicamente con tener dos personas desinhibidas y una cámara ya tienes tu peli, es por esto que ya cualquiera hace porno y la calidad se fue al carajo.

    Es en parte esta situación lo que ha llevado a que el género se diversifique según las necesidades del consumidor y así poder separarse del porno mediocre accesible.

    • Ciertamente: Tinny Nibbles es un descubrimiento del que me congratulo mucho. Sí Vivid no acaba de convencer pero sí es una excelente opción para compartir EN PAREJA más que todo porque usa el humor como terreno neutral de encuentro para la mujer y el hombre, es una excusa muy viable para que una chica y un chico empiecen a ver una peli pornográfica, se rian un poco, se aburran y pasen a lo que les incumbe. Sigue siendo material guarro pero teniendo un toque cursi.

      Pero entonces, si es cierto que el asunto no es porque al hombre no le interese ‘el detalle’, ¿por qué tantos hombres tienen su coleccioncilla o sus link on line de peliculas XXX tipo ‘carne con papa’ (producción casera, sin edición, montaje y filmada con los panas de la cuadra)? ¿por qué un hombre en sus cabales compartiría con una mujer algo así? Por esa verga es que hay tantas mujeres traumatizas con el puto porno, y con razón. No estoy escarmentando a nadie, mi pregunta es legítima, y creo que la respuesta es porque se desconoce que hay todo un mundo de pornografía HECHO PARA MUJERES.

      He aquí el punto G del asunto: se trata de una área en descuido. Un descuido que es principalmente responsabilidad de nosotras. Porque el sexo y disfrutarlo es un asunto de responsabilidad personal.

      Yo espero descubrir mucho más, pero tienes que ver lo que tiene Erika Lust, esta mujer es una reivindicación total del género ante las féminas. ¿Viste el trailer de Cabaret Deseo?

  5. JAJAJAJA… ¡Sí va! Te avisaré… y si me hago el tattoo, también 🙂

  6. Muy bueno el repaso, y no había podido llegar hasta aquí hasta revisar los enlaces que no conocía. Y al mismo tiempo recomendar un par de cosas: GodsGirls, las disidentes de las SuicideGirls (porque siempre queremos más) y la película francesa Baise-moi (Viólame) aunque quizás es lo contrario, aunque es agresiva y sexual, es de dos mujeres que se aman jajajaja. Genial post, me gustó de cabo a rabo (sin dobles sentidos). Gracias por seguir compartiendo 🙂 lo mando ya a fb.

    • Vale que no hay problema con el doble sentido, es divertido! Yo sé que leerse un post tan largo merece un premio, anota esta fuente en primicia, la tuiteo el lunes: http://www.jotdown.es/category/sexo/ espero que disfrutes de estos articulos, algunos son muy hipters, mucha teoria y poca carne, pero al menos así puede uno andar por el mundo y decir: yo veo ‘Post Porno’ (osea porno para chicas). Yo hubiese jurado que anoté Viólame en la lista de películas comerciales XX1/2. Voy a revisar, gracias. El post ha tenido mucho éxito (el sexo vende) se los agradezco mucho, sobre todo los comentarios, que gusto dan. Y así cuando escriba el próximo sobre mis neuras sobre la limpieza doméstica alguien vendrá por curiosidad a mirar jijijijiji

  7. ¡Encantador escrito, simplemente encantador!

    Ahora si, paso a comentar. Creo que el mayor problema con el porno y las mujeres no es que esté hecho para hombres, es que NO está hecho para mujeres. He estado con chicas que son más rudas que cualquier pornstar, pero no son capaces de ver una película porno. Creo que tiene que ver más con la estética y con el sentirse simples objetos que con el hard-core propiamente dicho.

    Mencionas a X-Art cuyos vídeos son hermosos la verdad, en mi opinión, adolecen es de realismo, todo es tan McDonalds que no termina de cuajarme el asunto (busca los backstages y sabrás de que hablo). Prefiero a la Jameson o a Asia Carrera o a muchas otras de las antiguas divas, no sólo hacían buen porno, sino que lo disfrutaban verdaderamente y se entregaban en cada escena. Eso no puede superarlo la estética. El sexo es sexo, no es hermoso, es fuego, es entrega, es delicadeza y rudeza a un tiempo…

    Te dejo ahora dos enlaces donde podrás apreciar erotismo y porno mezclados en un sólo tazón:
    Coiled Up: Un proyecto de una pareja de fotógrafos donde el sexo sin disimulos se mezcla con imágenes hermosas.
    Disappointed Virginity: El website del fotógrafo Marc Blackie. Imágenes extrañas, algunas podrían considerarse gore, pero todas, eso si, todas tienen un alto contenido sexual.

    Por último, te dejo los nombres de algunas películas de cine convencional donde se hicieron escenas de sexo explícito. Podrás apreciar en estas, la diferencia cuando el director es un artista real de la cámara y no un pornógrafo:
    All About Anna (Jessica Nilsson, 2005)
    9 Songs (Michael Winterbottom, 2004)
    The Brown Bunny (Vincent Gallo, 2003)
    El imperio de los sentidos (Nagisa Oshima, 1976)
    Romance X (Catherine Breillat, 1999)
    Los idiotas (Lars von Trier, 1998)
    Baise-moi (Virginie Despentes y Coralie Trinh Thi, 2000)
    Calígula (Tinto Brass, 1979)
    Shortbus (John Cameron Mitchell, 2006)
    Destricted (Varios directores, 2010); esta es una serie de cortos sin relación donde se exploras diferentes temáticas sexuales.

    Pasaré por acá en otras ocasiones. Espero que mi comentario sirva para algo positivo 🙂

    • Ernesto tenemos razón, estamos de acuerdo al 100%. El porno común y corriente no está hecho para mujeres, al menos para mí, sí lo que nos asquea es la falta de estética. No puedo seguir generalizando, ya hay chicas que me han dicho que les gusta las amateur (weik) jejeje.

      Una vez que damos un paso adelante y decimos ‘Me gusta’ empezamos a establecer los sí y los no, con sus respectivos por qué. Cuando le mostré X.Art a mi pareja me dijo: es tan bello que me distrae del asunto, o algo así. (Era el video de una mujer masturbandose en una ducha y hasta el último mosaico estaba limpiecito, y si la mujer se estaba metiendo el Obelisco de Altamira y no dejaba de tener expresión de modelo para Maybelline, osea fresquiecita y compuesta) Imagino que de algún modo este ‘distanciamiento’ o frialdad no han de ser tan caliente como estas pornostar que de verdad muestran que se divierten y que están ‘gozando’. ¿Pero cómo explicarlo? Admiro la naturalidad, la entrega y la emoción, pero como entretenimiento privado y personal a mi no me va.

      No sabes cuánto agradezco los enlaces. Los voy a revisar. Los voy a postear el próximo lunes en mi twitter (@marwilla) y luego vuelvo y te comento más.

      Voy a poner las pelis que no he visto en formación para verlas.

      Tu comentario ha sido lo máximo. Gracias.

      • Ha sido un placer aportar algo bueno, me alegra que te gustara y que lo uses más adelante.

        Comentario aparte (se me pasó por alto en el comentario), la Calígula de Tinto Brass, destaca por ser un bodrio de mal gusto, recuerdo que la compré pensando en encontrarme con algo arrechísimo y a excepción de la orgía final (que para mi no tiene sentido), todo lo demás es basura. Cabe destacar que no es la orgía per se, es todo es desastre carnal que muestra la peli y especialmente una fellatio como no creo que se repita jamás en el cine.

        Valga decir que Las Edades de Lulú, mencionada por Yimmi es de lo mejor que se haya hecho en el cine español de la época dorada (Tacones Lejanos, Matador, Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios, etc.). 100% recomendada.

      • Léete la Novela Calígula de Paul-Jean Franceschini y Pierre Lunel. Esta tipo Sade. La parte del sexo con al hermana no me pone, pero la ambientación de ESA escena como la describe el libro realmente causó impacto en mi memoria: en pleno acto empezaron a reventar frasquitos de perfume que pone la hermana de Calígula en la chimenea…. ufff que perversa y erótica idea! (nota mental: necesito una chimenea)

  8. Por un descuido, no cerré la etiqueta HTML del segundo enlace y todo el texto a partir de ahí en una URL, me disculpo por eso.

  9. raul perez amezquita en dijo:

    Tengo que levantar mi voz para, tanto, apreciar lo interesante, entretenido y algo extenso del post sobre un este tema que, absurdamente, en pleno Siglo XXI, sigue causando ronchas a más de un@. En lo personal no hay nada que pueda apreciar más como sexy que una mujer que admite lo que le gusta y cómo le gusta en el terreno carnal, pero cabe señalar que muchas, y remarco, muchas, siguen atadas a ciertos perjuicios y quieren prefieren quedarse así.
    Por el otro lado, me manifiesto para decir que habemos hombres a quienes no tan sólo no nos gusta el porn masivo – y con ello no niego haberlo consumido- si no que alentamos el consumo y la práctica del “slow sex” ( si en el ámbito alimenticio ya hay el contra movimiento al “fast food” por qué no en esta rama del comer).
    Para tu cumpleaños no prometo lo que pides, pero en cuanto encuentre una alternativa segura a Mega upload, que me garantice que no me carga la SOPA te paso el corto “Handcuffs” producido, ni más ni menos, que por Lust Cinema, la compañía de tu adorado descubrimiento Erika Lust. ; )

    • Y ÉSTE es el amigo que me facilitó el dato de Erika Lust. Si man, me quedó larguísimo, lo sé, perdón, pero tenía que sacarme todo aquello, gracias por leer hasta el final. Mereces un aplauso. ¡Aplauso!

      Siiii, este post la verdad lo que pretende es desatanitizar la pornografía o al menos me conformo con que la que lo lea alce la voz y diga no me gusta la pornografía pero le encanta el burlesque o las fiestas de disfraces de peluche y restregaarse… eh, bueno, que la gente salga del closet abra las ventanas y grite EL SEXO ES RICOOOOO A MI ME GUUUUSSSTAAAA Y LO DISFRUUUTOOO MUCHO.

      Quiero sobre todo que las chicas que me leen sepan que tienen opciones para elegir, que no todo se resume al traumático y guacaloso porno gonzo.

      Ehhhh ya tengo un comprometido a mi regalo. Yeiiii

    • Por cierto, yo tengo el corto de Erika Lust, el que menciona Raúl Pérez pueden verlo —>aquí<—

      • Ves? así es que se construye un mundo mejor: ¡colaboración!
        No es Cabaret Deseo, pero debe dar una buena idea de qué esperar. En Cabaret son cuatro historias…. Mil gracias por compartirlo. Lo disfruté muchísimo.

        Ahora otra premier (que también va a mi #luneserotico) checa http://www.thearousedproject.com/ Un documental sobre “la sensualidad perdida de una mujer” interpretado por famosas estrellas de la pornografía. Creo que es una joya de colección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: