Maravilloso Desgarro en WordPress

Crónicas de una depresión

Ni sé por dónde empezar, está cañón, difícil pues desarrollar esta idea. Hoy me he levantado una hora antes en mi insomnio habitual, son las tres de la madrugada, pero para estar rumiando ésto vuelta y vuelta en la cama, mejor lo pongo por escrito de una vez y pasamos a lo siguiente.

Desde que tengo recuerdos claros y distintos he estado deprimida. Vamos que me he sentido injustamente desamparada, me entristezco y luego me enfurezco. En ese orden, tengo más de treinta años y creo que le he dedicado al menos una década a cada estado.

La rabia es mi estado más evidente y es a penas la punta del iceberg. Es, tal cual, la cima desde donde puedo mantener la cabeza fuera del lodo. Siempre he pensado que la ira tiene su magia, que no es tan mala, después de todo gracias a la furia me he levantado, he luchado y me he abierto camino para llegar donde estoy: 35 años. La adultez no es como me la imaginé pero tampoco está tan mal, podría ser mucho peor y me consta. Tres décadas para alguien que siempre ha querido morirse es un gran mérito, y no me lo discutan.

Esto en mi mente cuando estaba en la cama sonaba más divertido, al menos divertido de escribir; porque además del síndrome de Calimero en anabólicos, escribir es la otra cosa que recuerdo constante en mi existencia. Y al parecer escribir es y será mi única terapia, porque las afecciones psicológicas son muy burguesas, los medicamentos y las consultas son caros y aquello de ayuda social es en horario de 9 a 18 -¡tremenda ayuda social!- horario donde me ayudo a mí misma trabajando para pagarme el costo de existir.

Escribir es mi única salida a un asunto hermético, esotérico y tabú; que no sólo la gente está impedida a hablar por desconocimiento sino que no quiere hablarlo por ignorancia, prejuicio y miedo. Y les concedo que no es un tema fácil de conversación -que para decir idioteces mejor no decimos nada-..

Resulta que así como hay ´personas de color´, hay bajos, hay sexos y demás diferencias congénitas también poseemos un carácter que nos distingue, y ésta depresión mía es de carácter. Depresión por default, vine así al mundo y no traje manual de instrucción ni planilla de devolución por defecto.

No es culpa de nadie… No bueno, ya que estamos voy a sacarlo: sí, es culpa de mi mamá que es esquizofrénica y de mi papá que era… no sé qué era mi papá porque no tuvimos mucho tiempo para conocernos bien, pero estaba bien loco; así que yo salí lo mejor que se podía de esa combinación. Y mi depresión es hereditaria, por lo que me aferro a mi decisión de no reproducirme. Hay gente que no debería tener hijos, y habremos quienes no queríamos nacer. Pero así es la vida y te chingas.

Cuando bien me va, estoy de mal humor, porque soy ridículamente irritable ¿qué me pone de mal humor? Pues lo normal: el calor, que el agua de la ducha no salga con presión, que alguien deje el refrigerador mucho tiempo abierto, el desorden ajeno (misteriosamente el mío no me molesta) llegar tarde al trabajo, la gente que no respeta el espacio y el cuerpo ajeno (osea el mío), el sol, la gente que te clava el codo en los riñones en el asiento del camión, el tráfico, la gente pendeja, que no salgan las cosas exactamente cómo las planifiqué, la gente que se te encima cuando estás pidiéndole algo a un dependiente, la gente que no sabe esperar su turno para pedirle algo al dependiente, que no me dejen tomarme el café en paz, el reguetón y todo lo que ponga cualquiera a un volumen que vaya más allá de unos audífonos, la gente que no da ni devuelve los buenos días en el ascensor, que no me dejen desayunar en paz, mi mamá, que no me dejen revisar mis correos en paz, la gente maloliente, la gente abusiva y la gente desconsiderada. La gente.

Resumiendo: me pone de mal humor despertarme y tener que tratar con el mundo y sus pobladores. (Me hace feliz, osea me nivela, la noche, el cine, alguna música, el café, escribir, el frio, dormir, leer, comer, comprar y mi compañero cuando no estoy molesta con él)

No si ya sé, a estas alturas ya no deben ni querer tratarme. Ni yo quiero tratarme, pero regresa a la última oración del séptimo párrafo y luego sigue.

No me explico cómo es que así, sin yo querer vivir y haciéndolo de mala gana, todavía he obtenido amor de los que aman. Amor que para mí nunca es el correcto ni es suficiente. No sé si disculparme aquí, pero los que me aman, tienen un rato conociéndome y no sé cómo han logrado sobrevivir a mis puyas y seguir queriéndome, así que para qué ponernos blandengue: así es cómo siento, pienso y vivo. Y les estoy muy agradecida por ese amor. Ojo que mi amor de vuelta es muy sincero y es de entrega absoluta. (Y tengo la sospecha de que los locos somos muy buenos amantes.)

Pero en este momento estoy feliz, en medio de una profundísima tristeza, que es más o menos como estar en mi jugo; porque recientemente se me ha diagnosticado. Es que no saben el terror que me daba 1) gastar un dineral en un estudio y 2) que saliera que soy de lo más normal, y que lo mio es malcriadez, mala actitud, agresividad injustificada y que en resumen soy bien mamona; porque para lo mamona no hay pastilla.

Me pusieron unos electrodos en la cabeza, un coso en los dedos, me hicieron unas preguntas, unas lecturas, unas imágenes, más preguntas, al cabo de una hora pasé por caja, pagué y a la semana ¡PUM! Un informe bellísimo dictado directamente desde mi cerebro, que en términos técnicos, neurológicos y químicos explica claramente cómo soy, cómo veo al mundo y cómo he vivido en él. Y sobre todo aclara para los ignorantes que no es un asunto de elección, ni un empeño en ser infeliz, ni soy amargada por convicción, ni padezco de insatisfacción crónica -bueno, ésa sí-.

Se siente como si haz tenido toda la vida una puerta cerrada para la que no encontrabas una llave. Una puerta cerrada que te impide el paso y conocer qué esconde detrás de sí. Y de repente, después de haber probado muchísimas llaves, introduces una y abre. He abierto la puerta, y ésto es sólo el principio por descubrir todo lo que encerraba y a dónde llevará.

Soy amargada porque padezco de una distorsión del humor. Resulta que hay un desacuerdo entre mis hemisferios, al derecho le parece que está todo del nabo y al izquierdo le es indiferente si la cosa está bien. No es que ‘le tenga alergia a la felicidad’ es que no la computo, la registro y reconozco, pero no la cualifico. No es que me ‘autosabotee’ cuando todo está bien, es que tengo miedo a que deje de estar bien, porque lo percibo como ‘la calma que precede la tormenta’, me inquieta, y porque estar bien es una situación que no comprendo, me es ajena, me incomoda. Mi ambiente normal es el survivor. Porque soy de la gente que ve el vaso medio vacío y que piensa ¿qué se pregunta qué hago para llenarlo?. Y para que no estén molestando: técnicamente el vaso está al 50% de su capacidad; suponemos que hay un 50% ocupado por un líquido y otro 50% de posibilidad de llenarse o quedarse vacío por siempre. Si nos apegamos a leyes físicas si nadie mueve el trasero y le pone más agua la tendencia natural es que ésta se evapore y quede vacío el condenado vaso.

Ojo con esto: mi hemisferio derecho, al que le parece que todo está del nabo, el que ve cómo el mundo va en picada y la humanidad es una basura, no se está inventando nada. Es decir, yo no me imagino que el mundo es terrible. El mundo es terrible. No me imagino la violencia que hay taimada en un montón de actos que hace la gente en su vivir cotidiano. A ver que no me imagino ni el bullying ni el moobing. Ni me imagino a la gente abusando de su poder e imponiendo su mezquindad. Sólo que a mí me horroriza más que a aquellos que a) tienen unos hemisferios bien comunicados y b) el otro tipo de locos que no computan lo negativo, porque lo hay ¡cuídense de esos que son los que andan por allí dando Coaching y escribiendo libritos de ayúdese Ud. mismo mientras me hace rico!.

Mientras, lo bello del mundo, que sí está, que sí lo he visto, me conmueve menos. Es un asunto de pesos en el valor que adjudico a la información que recibo de mi percepción del mundo, no es consciente y no no es voluntario: es así.

Me enorgullece que hasta me felicitan en el informe pues con lo jodida que estoy lo he hecho rebien en áreas sociales y laborales. Carita feliz para mí.

¡WoW es que no saben! Una vida (sintiéndome y percibiendo) aislada e incomprendida, ahora resulta que después de todo entro en una categoría de conocimiento. No soy sólo una outsider de mal temperamento. Bueno sí tengo mal temperamento, y sí también me gusta mantenerme al margen… pero hay un concepto para ello. Tampoco soy Lisbeth Salander y me jode un poco, pero esto es lo que hay.

Hay quien/es se opone a las etiquetas y tal, pero a mí me gusta el pan-pan y el vino-vino, no hay como ponerse un gafete que diga SOY TAL: no agitar, si lo encuentra turbio deje reposar, no exponer a temperaturas superiores a los 17 grados –soy como el vino y me puedo avinagrar– el exceso puede ser malo para su salud, consúmase bajo su propia responsabilidad.

Después de una vida encuentro una explicación. Que a los treinta a este nivel de liberación de cortisona me siento como si tuviese ochenta (mi Wii Fit lo certifica me registra con 83 años) Yo desde los 9 ya estaba más que lista para dejar el mundo (y mis buenas razones tenía) ¡imagínense otros 26 años de esto! Ahora sé que existe una palabra que explica y resume mi frustración, mi desmotivación, el eterno agotamiento, mi desmemoria (últimamente se me olvida todo y mi nueva paranoia es que pronto tendré alzhéimer), mis miedos, la cero tolerancia a la frustración, la migraña, la gastritis, la ira, ese hormiguero que se me sube y me impide funcionar por completo llamado ansiedad, la incertidumbre, los ataques de pánico y las pesadillas…

Ahora tengo una palabra, además de imbéciles, para aquellos que me salen con que todo está en la actitud (como los odio) que sólo somatizo estrés, o exagero, que soy negativa o soy pesimista. Una palabra que me defiende de tanta agresión y discriminación. Porque no es políticamente correcto ir por allí diciéndole tullido a la gente en sillas de ruedas, bueno igual no es correcto llamarme negativa, es un insulto, y es discriminación.

Si las personas de color tuvieron su cruzada, y las mujeres la suya, y luego los homosexuales ¿por qué no tener la nuestra los deprimidos*? Ándense con cuidado porque tengo un diagnóstico y no tengo miedo de usarlo.

Soy distímica y orgullosa.

*existen más de 20 tipos de depresión, infórmese.

Otras lecturas:

Sobre Los beneficios de la tristeza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 8 marzo, 2012 a las 4:35. Se guardó como Blog, ELUCUBRACIONES, Yo_Myself_Conmigo y etiquetado como , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

14 pensamientos en “Crónicas de una depresión

  1. Hectorjag en dijo:

    TQM mi distímica peliroja favorita.

    Brindo por ti…

  2. Maríaisabel Mota en dijo:

    Reblogged this on Echar Chal and commented:
    entre más compartamos lo que sentimos, entre más organizado consigamos expresar lo que sentimos, menos solos estaremos.

  3. On page 475 of 484 of El fin del mundo y un despiadado país de la maravilla de Haruki Murakami

    “En este mundo hay un tipo de tristeza que no te permite verter lágrimas. Es una de esas cosas que no puedes explicar a nadie y, aunque pudieras, nadie te comprendería. Y esa tristeza, sin cambiar de forma, va acumulándose en silencio en tu corazón como la nieve durante na noche de invierno. […] La tristeza cuando es tan profunda ni siquiera permite metamorfosearse en lágrimas.”

  4. Teri en dijo:

    Mi querida maravillosa con diagnostico o sin el siempre habrá opciones, inclusive caerle a golpes al q se colea (como lo hizo mi hijo en estos días) que al menos te da un alivio… Sin animo de ser extremadamente positiva deseo que consigas una solución para sentirte cómoda contigo misma… Sentirse triste con ganas de morir no es muy agradable… O por lo menos eso recuerdo….. Gracias por compartir tu diagnostico y enseñarnos una lección mas …. Siempre te he comentado que deberías escribir un libro, lo mantengo :), te mando un abrazo y un beso

    • Querida Tere, gracias por leerme, sé que escribo largo y debe ser fastidioso echarse eso encima, por eso siempre siento un profundo agradecimiento por éste honor que me haces. Seamos distímicos, locos o sanos gracias a quien sea que existe la compasión. Esa emoción que nos impele a abrir los brazos y aceptar a la gente como sea aunque no la entendemos y hacernos tratar de ayudarle de la mejor manera que tengamos posible. Gracias por tu compasión.

      En cuanto al consejo, yo no puedo ceder al impulso de darle su merecido a los malvados, porque intuyo que se me va a ir la mano, que voy a perder el control que tanto me cuido de tener sobre mi ira… y bueno desataré el infierno. Sé que si golpeo a alguien será cosa de no parar, y por mi bien y de quienes me quieren prefiero no meterme en esa clase de problemas. Pero, créeme me lo imagino todo completico en 3D soundround envolvente 5.1. Y por lo general no me dejo a nadie de pie.

      Y tienes razón sentir ganas de morirse es muy muy agobiante. Lo bueno es que no es una emoción presente cada minuto de cada día. Son crisis que aparecen en sus picos. Algunos son más difíciles que otros, pero si sabes aguantar como una macha los superas. Lo loco es que luego te sientes culpable porque te encuentras dsfrutando algo rico de la vida ; )

      El asunto aquí es abrirle un espacio a este tipo de sentimientos y formas de ver la vida. No estamos obligados a vivir y eso tiene que respetarse. Sí la vida es maravillosa pero también tiene sus miserias espantosas y hay gente pues que no puede con eso. A esa gente hay que respetarla, no imponerle un punto de vista ‘sano’ o socialmente aceptado.

      Bueno, tampoco vamos a tener al lado a un radiador de odio. Que yo digo que cada quien haga con su … lo que quiera, pero eso sí, sin molestar al prójimo.

      Gracias por tomarte la precaución de no ser muy positiva eso me ha hecho reir mucho. Yo también espero sentirme cómoda siendo yo, y la verdad creo que lo he conseguido en gran parte, el diagnostico a mi me ha hecho muy feliz. Cada vez que alguien me salga con que soy pesimista pensaré en que es una pobre persona ignorante y miserable y ya no me sentiré mal conmigo misma por no ser lo que esperan los demás que sea; ahora sé que tengo una condición que me impide ver las cosas como los demás, y eso me ayuda a respetar todavía más la perspectiva ajena pero sobre todo la mía propia.

  5. Carolina en dijo:

    Querida y preciada amiga, leyendote, me haces recordar mis largas noches de insomnio que tal vez sea producto del ying o yang del diagostico que has compartido. Digo ying o yang porque no puedo ser tan irresponsable como para calificar el lado de la balanza donde corresponda tal actitud, o condición o padecimiento (no se el nombre adecuado que pueda darsele).

    Me siento 100% identificada contingo, pero hacia todo lo contrario, me mueve el piso cada uno de las cosas que numeraste y me indignan sobre manera, pero trato de enseñar a la gente con el ejemplo, siempre dando consejos y metiendom donde no me llaman, mas porque me afecta a mi que porque quiera educarlos, pero es mi manera de decir, estoy molesta. Llevo mas años que tu de vida, yo ya paso a la 4ta decada y nunca en mi vida he sabido disfrutar de una buena depre, de dejar fluir la ira como es debido, decir pobrecita yo, llorar a moco suelto, sentir que nadie me quiere y todo eso que suena tan rico como para aliviar tantos miedos y temores e injusticia y desamparo que sea como sea y tengas la actitud que tengas es una realidad de nuestra existencia, porque el ser extremadamente optimista no quire decir que uno sea ciego… tal vez solo pendejos pero no ciegos.

    Pertenezco al grupo extremos (y no se si eso tambien tenga un nombre) de los que tu denominaste aca “el otro tipo de locos que no computan lo negativo”.

    No ando enriqueciendome (lamentablemente) con coaching y libritos de autoayuda, pero no niego que soy de las que anda sembrando y motivando a quien se me acerca con sus problemas reales y existenciales, con sus ilusiones, ideas, o simple y llanamente estilo de vida que pueda ser de alguna manera mejorado.

    Eso tiene sus pro y contras (y aqui va otra vez mas esa bendita mania de buscarle el lado positivo a las cosas). La realidad es que esta condicion es un caldo de cultivo para que abusen de uno, me utilizan, me reutilizan y me pisotean y uno cual pendejo por conviccion, perdona y reperdona y hasta justifica estas acciones con una disposicion casi que enfermisa “lo mejor es lo que pasa”, “mejor que fue asi y no asa” y pum olvidas de una manera tan peligrosa, como con asco de recordar que te hicieron daño, dejandote totalmente expuesta a que vuelva a ocurrir y vas por la vida recibiendo coñazo y porrazos con una sonrisa mas fuerte que la marcada al rostro de los porfiados de goma con cara de payasos.

    Afortunadamente para ti, ser como eres de alguna manera te protege, por eso de que como sea, ya lo esperabas; Para mi, mi actitud y la de la gente como yo, a estas alturas de la vida (y por lo que ultimamente vivo con insomnio pensando en ello) es simple y llanamente patetica.

    Tu sabes que quienes te queremos te queremos por quien eres y como eres. Yo, por el contrario, lamentablemente no puedo decir lo mismo, porque ser así, extremadamente positiva y que no procesa lo negativo es como tener un cartel en la frente que dice “Pendeja libre, quien la agarre es de el”; es como ser un barril sin fondo y con sangre para vampiros, y lo mas triste es que duele y duele que jode, pero uno cual pinguinitos de madagascar se protege con la actitud de sonrian, gorditos y bonitos, que la vida es bella y algo bueno tiene que pasar…. y no es mas que una forma, tan totalmente “inconciente” como la que tu describiste, de darle frente a los mismos miedos, mismas rabias, mismas iras, misma impotencia, con l pequeño y sutil detalle que no lo expresamos, la sufrimo pa´ dentro no mas, en la intimidad de nuestras noches de insomnio trantando de justificar el ultimo porrazo recibido.

    Solo quise compartir la otra cara de la moneda, Besos Amiga.. tqm

    NOTA: Perdona cualquier error ortografico, inversion de letra, falta de acento, etc. pero mi teclado esta fatal, saltan las letras, se come letras y acento sale o deja de salir cuando le viene en gana, lei y relei a ver si no tenia horrores y arregle la mayoria, pero porsiaca, hago la aclaratoria.-

    • Gracias por compartir conmigo/nosotros tu tristeza, tu felicidad y tu fuerza. De esto se trata de hablar de que no hay una única verdadera y siempre perfecta manera de ver el mundo y vivir en él, que todos sufrimos y nos alegramos y que nuestros sufrimientos alegría y las cosas que nos importan, tan nuestros, son tan importante y válidos cómo los de los demás. Que se trata de imponer caray.

      Cuando se nace luchador ni que te faje chiquito. Amiga tú eres una luchadora y me consta, recuerda que he estado allí alguna veces. Así que podemos sustituir ‘pendeja’ por ‘luchadora’ en tu texto y allí tendremos un verdadero retrato tuyo.

      Sin importar a qué se incline nuestro cerebro (lo positivo, lo negativo) creo firmemente que teniendo el cerebro completo podemos ‘a conciencia, a sabiendas del problema’ balancearnos. Prestar más atención a aquello que posiblemente estamos pasando desapercibido porque nuestro sistema de percepción viene trucado por defecto.

      De cualquier modo, no sé si logré expresar en un texto tan largo, que la cosa tiene ‘su lado bueno’, ser pesimista te prepara, pero uno vive la decepción cual cosa normal de la vida. Sin embargo he de suponer que ser optimista también tiene sus beneficios. El que no ‘disfrutes de una buena depresion’ es bueno porque entonces no sabes lo que es quedarse paralizado, no sabes lo que es verde impotente ante una vida que continua por nimiedades como que se acabó el café. Pueden que te pasen catástrofes (recuerda he estado allí) y tú lo tomas con naturalidad recoges los vidrios rotos, barres, pasa el coleto, pones el pie el mobiliria y hasta te compras una flores para darle ‘alegría al asunto’ .

      ¡Por cierto lamento que no te estés enriqueciendo con el coaching! ; ) Quizás deberías intentarlo. Yo he pensado enriquecerme con el humor negro y hablando pestes de la humanidad.

      También siento mucho aquello del abuso. Y aquí amiga tienes que pintar una raya, coger el cuerno por el toro y ponerle un parao al asunto. Ser responsable de uno mismo, es primer mandamiento del marwillismo.

      A ver que al final lo esperes o no, el dolor es dolor. No te confundas que el hecho de que yo me espera que la vida venga y me joda no me exenta de sentirme jodida. En esas cosas reo que sin importar nuestra percepción todos somos igual. Lo que nos distingue no es que sintamos o no dolor, sino qué hacemos con él. En este momento lo estamos compartiendo y estoy segura que eso nos ayuda tanto individualmente como a otros que quizás pasen y lean nuestras crónicas.

      No digas que todos los que te queremos te queremos por ‘luchadora’ yo te quiero porque eres divertida, kinky, sincera, fuerte, femenina, emprendedora… yo por ejemplo jamás he abusado de tu ‘optimismo’, y me permito creer que hay mucha gente valiosa en tu vida que ni se habían dado cuenta de este pequeño bug en tu sistema.

      Yo también: GORDITA Y BONITA

      Te quiero muchísimo, y ú lo sabes pero porsias: te quiero mucho.
      Sigue luchando, que aquí nos pide que cambiemos, sino que sepamos aprovechar el paquete de supervivencia que nos instalaron.

      PD: tú no le pares a los acetos ni metidas de dedo, yo estoy leyendo el contenido no la forma.

      • Carolina en dijo:

        Gracias miguis claro que lo se, aun a la distancia jajaja, sin embargo me permito aclarar un poquito mejor mis palabras,,, y ciertamente aunque en mi comentario pareciera hablar de la humanidad entera, no era esa mi intencion.

        Se que tengo 3 o 4 amistades reciprocas (de esas que la mayoría llaman verdaderas, de esas que se sienten adentro, como herman@s, entre las cuales te encuentras tu y lo sabes). Otras tantas de las cuales se que soy amiga y no me importa lo demas, soy feliz sintiendome yo y dando lo que quiero, no hay compromisos ni espectativas asi que la cosa fluye. Tambien se que hay de las que me ven a mi como amiga del alma aunque yo mantenga el derecho de admisión; y aqui con las cuentas claras, la vida es bella.

        Ningunos de estos grupos (por darles un nombre) cuenta. Yo me referia especificamente al iman que tenemos de atraer a nuestras vidas personajes vampiricos, independientemente se conviertan en amigos o no. Lo que quise expresar fue, que de alguna manera tu reconoces que quien te quiere tal y como eres, te quiere de verdad (palabras mas palabras menos, pero mas o menos por alli fue tu idea y agradecimiento). Yo en cambio, descubrí y reconocí hace poco, (y es justo lo que quise decir) que no todo quien dice quererme, me quiere por lo que soy y ese cariño va mas atado a lo que doy.

        Ojo no digo sea malo o bueno, solo que es como caminar sobre vidrio, porque el dia que no lo puedas dar o no lo quieras dar mas, allí acaba ese cariño y es donde la sensacion de decepción se apodera de uno, y esto pasa y pasara en las relaciones humanas seamos del cerebro que seamos y hasta descerebrados.

        El detalle es que por ser “motivadora nata” osea, “metiche por hobby”, terminamos rodeados de personas que por seleccion natural no las tendrias ni de vecinas. Personas chupa chupa, te chupan las ideas, te chupan la energia, se aprovechan de la buena fe, abusan, utilizan, y entran en nuestras vida porque justo, no tenemos la alerta que nos dice “ojo, alerta, las intenciones ocultas existen”

        Es rico leer que los verdaderos amigos (como tu) me conocen y reconocen, esas cosas hacen que me sienta feliz de ser como soy positivista al 1000% pero tal y como dices, el hecho es que todo extremo es malo, cuando hable del ying y yang es porque asi es el balance, y el balance es lo que de alguna manera te da la paz.

        Estoy totalmente de acuerdo con vos sobre que el simple hecho de saber donde estan nuestra debilidades es la mejor manera de trabajar en ellas y aunque tal vez no las podamos convertir en foralezas (o no querramos), el reconocerlo, el saber que es un factor, que esta allí, ya te da una mejor perspectiva y mas opciones para decidir que actitud tomar frente a un “brote”.

        y siii, has estado y sigo con mi escoba, palita y coleto aunque de vez en cuando patalee. y la idea de formarme para coaching me ha rondado la cabeza, ya veremos!!! pero eso si, el hecho de no implica que, aunq no niego que despues me da un poquito de remordimiento de conciencia, mi humor negro y que viene de familia, esta intacto. si te sirve pa´algo. jaja

        Besote.-

  6. Hoy me levanté pensando en distimia. Joder que estoy monotemática y veo distimia en todo y todos: leo un libro y creo que trata sobre distimia (El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas) veo una peli y me cae que la protagonista es distímica (Young Adult) Es como si me hubiesen enseñado un patrón y ahora se me hace evidente y fácil de verlo, Somos legión la gente triste estamos muy presentes en la vida cotidiana y en la cultura y la mayoría de la gente ni se lo imagina.

    Bueno, pensaba en algo que me irrita mucho de la distimia: la insatisfacción crónica. Se nos conoce como gente que no tenemos motivos reales para estar tristes o deprimidos, se nos ve como gente que lo tenemos todo para ser feliz y con cierta saña y envidia nos recriminan nuestra mala actitud, nuestra inmadurez, nuestra infinita ingratitud para con las generosas bondades que nos ha regalado la vida (chequen como esas palabras esconden la violencia de decirnos que no nos merecemos lo que tenemos, que hay gente mejor que uno que está peor y no se lo merecen).

    Es que lo que se nos ve es la insatisfacción, la depre no; porque somos unos deprimidos de closet. Nos vemos bien, tratamos de cuidarnos, puede que hasta seamos bien parecidos o tengamos un rico sexx appeal, vamos al trabajo, somos inteligentes y productivos, aprendemos bien, puede que hasta nos destaquemos o por el contrario se nos vea un increíble potencial que no estamos explotando. Entonces cuando nos da la crisis nadie puede creer que tengamos motivos para querer morirnos…

    Es que en nuestro closet hay una eterna filtración, que en el menor de los problemas hace que todo apeste, pero a veces en temporadas de lluvia esa filtración se vuelve inundación y nos encharca todo por dentro, y bien saben lo dañinas que son las filtraciones en los closet porque sin darte cuenta te llena todo lo bueno de hongos, esos zapatos bonitos, la cartera cara, la ropa etc… Para el mundo somos unos insatisfechos para nosotros se nos fue todo a la mierda. Cuando lo superas hay que volver a construir todo de cero pero allí tenemos la filtración, que sabemos va a volver a destrozarnos la vida, Lo sabemos nosotros y nadie más lo ve, porque en apariencia todo está bien.

    Bueno pues, que algunos hacemos lo que deberíamos hacer y llamamos al albañil/psiquiatra y nos pone una capa nueva de friso/un tratamiento antidepresivo. Pero todos sabemos que eso sólo servirá por un tiempo ¿verdad?. Todos sabemos que hay que tumbar esa condenada pared y ver qué tubería está rota para repararla y luego volver a poner a la pared.

    Supongo que todos han lidiado con una filtración en su hogar, supongo que eso no los hace feliz, que les reporta algún tipo de incomodidad (de insatisfacción) y también supongo que todos Uds. se han esperado hasta las últimas consecuencias para mandar a tumbar la pared y acarrear todos los costos e incomodidades.

    Bueno así funciona con los distímicos. Nos chingamos una vida entera con una filtración interna que nos hace sentir incómodos, y nos produce ciertas crisis, pero hasta que aquello no se vuelve un verdadero desastre no nos enteramos de qué es lo que pasa y cómo solucionarlo.

    Cuando Ud. se encuentre con uno de estos ‘insatisfechos o inconformes crónicos’ a parte de pensar que es un malcriado inmaduro (que no lo niego) tenga un poco de compasión y recomiéndele una cita con un piscólogo para hablar de sus filtraciones. (Seguramente la persona no se va a tomar nada bien que alguien lo mande al piscólogo pero algún día se lo agradecerá)

    Si en cambio Ud. es el insatisfecho crónico, haga como yo, trate en la medida de lo posible de callarse todas sus quejas, acumularlas y odiar al mundo en silencio. Mientras tanto cree un sistema de compensación: duerma coma lea escriba, lo que la vaya a Ud. mejor (estoy segura que ningún piscólogo aprobaría mi método, Si Ud es piscólogo tráteme gratis y hablamos) Igual me quejo y dicen que lo hago mucho, imagínense todo lo que me callo….

    Mientras tanto abro mi closet para que ventile la peste de su filtración y le dé un poco la luz calientita y secante del sol.

    ; )

  7. ¿Quieren saber un poco sobre el cerebro y los hemisferios? No dejen de ver este video

    Jill Bolte Taylor, neuroanatomista, intelectual. Dra. de Harvard dedicada al estudio de enfermedades mentales. Jill Bolte Taylor un día amaneció con una embolia cerebral en donde tuvo la oportunidad de estudiar en carne propia los efectos de un derrame en la parte izquierda de su cerebro. Jill Bolte Taylor tuvo un golpe de realización cuando se dio cuenta que el Nirvana se percibe con el hemisferio derecho del cerebro y que siempre está presente para todos nosotros.

  8. Pingback: Qué sí es y qué no es la depresión Parte V – ¿Qué tiene de malo ser/estar deprimido? « Echar Chal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: